Seleccionar página

Resumen:

Aunque siempre te recuerdo que te concentres en las soluciones y que valores lo positivo, quiero que sepas está bien sentirte triste, tener malos momentos e incluso malos días.

No escondas ni anules tus emociones negativas.

Entiendo que quieras mantenerte positiva y motivada, pero si un día no te sientes con las mejores energías, entonces no te culpes ni te regañes.

Vive las emociones negativas, dales un espacio y un tamaño real.

Está bien tener momentos con emociones negativas, tan solo no te estanques en ellas ni las conviertas en tu única realidad. 

Muchos saludos y hasta pronto,

Mariela.